DiY (do it yourself), biohacker - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Festival Cinema Jove
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

DiY (do it yourself), biohacker

DiY (do it yourself), biohacker

Unos tipos que se denominan biohacker amenazan agradablemente nuestras formas de relación y hábitos de vida experimentando con ellos mismos, nos proporcionan innovaciones y dispositivos que mejorarán nuestra calidad de vida. Biohacking es una palabra que suena, como mínimo, a extraño. Aunque ya lleva algún tiempo en el mercado de la tecnología y de la

Unos tipos que se denominan biohacker amenazan agradablemente nuestras formas de relación y hábitos de vida experimentando con ellos mismos, nos proporcionan innovaciones y dispositivos que mejorarán nuestra calidad de vida.

Biohacking es una palabra que suena, como mínimo, a extraño. Aunque ya lleva algún tiempo en el mercado de la tecnología y de la biología, no es algo que estemos utilizando habitualmente los seres humanos de a pie. Su significado también es complicado, pero podríamos definirlo como un movimiento internacional de ciencia ciudadana, que trata de crear una versión accesible y distribuida de la biología, a través de soluciones tecnológicas a bajo coste y, generalmente, fuera de los circuitos convencionales de la biología (empresas, universidad).

Para que todos nos podamos entender, es una práctica científica en la que el cuerpo de cada uno se convierte en auténtico laboratorio de andar por casa. El objetivo se basa en ampliar las capacidades del los seres humanos, tanto físicas como mentales.

La primera persona a la que oí hablar de esto fue Ellen Jorgensen en una típica conferencia TED, que recomiendo encarecidamente si alguien muestra interés en este tema de la biología DIY (Do-it-yourself).

Los biohackers experimentan de diferentes formas, que van desde la intervención en el ADN a la implantación de dispositivos electrónicos debajo de la piel y, también, la introducción de elementos químicos que proporcionen informaciones interesantes y necesarias para la mejora de esta máquina que llamamos cuerpo humano.

Quizá existan personas que tengan dudas sobre este tipo de biología de garaje, de su ética y su uso eficaz, pero está claro que en el mundo del low cost también se puede promover una biología accesible para todos, fundada sobre el conocimiento de códigos abiertos y soluciones tecnológicas de bajo coste que aporten a la sociedad innovaciones útiles para todos.

Algunos ejemplos de este tipo de investigaciones son el Circadia, un dispositivo subcutáneo que transmite información biométrica de su dueño a cualquier dispositivo móvil y cuyo código fuente está colgado en Internet. OpenPCR, un kit de bajo coste, listo para montar, que cualquier aficionado al DIY puede utilizar para secuenciar e identificar ADN. Tech Tats (tatuajes tecnológicos) que, a través de tinta electro conductora, microcontroladores y leds, transmiten información de constantes a nuestro teléfono móvil.

El compromiso de estas personas, atrevidas y trasgresoras, no es otro que alcanzar niveles superiores de bienestar, belleza, inteligencia, y, en definitiva, poder transcender lo humano de forma que nos beneficie a todos como especie.

Estoy seguro que como dice Ellen en su charla you ain’t seen nothin’yet (No han visto nada aun…) y esta manera de aproximar la investigación a toda la sociedad ayudará, de una manera significativa, a una innovación que nos sorprenderá de manera agradable en los próximos años.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Festival de Jazz 2017

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Robert Frank – IVAM

Nuestros autores







Por los pelos – Talia