Hermanos y pop: Cuando la familia no es lo primero - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Música

Hermanos y pop: Cuando la familia no es lo primero

  • En Música
  • 18 Agosto, 2015
  • 194 visitas
Hermanos y pop: Cuando la familia no es lo primero

La historia de Caín y Abel se reproduce cada vez que unos hermanos deciden formar una banda. En una de esas escenas legendarias que a Coppola se le salían de los bolsillos en El Padrino: Vito Corleone hablaba con el cantante Johnny Fontane y le decía aquello de un hombre que no pasa tiempo con su

La historia de Caín y Abel se reproduce cada vez que unos hermanos deciden formar una banda.

En una de esas escenas legendarias que a Coppola se le salían de los bolsillos en El Padrino: Vito Corleone hablaba con el cantante Johnny Fontane y le decía aquello de un hombre que no pasa tiempo con su familia nunca puede ser un hombre de verdad. Muchos músicos a lo largo de la historia han llevado esa filosofía hasta el paroxismo, formando bandas con hermanos y obviando inconscientemente que, casi siempre, el rock es más resistente que los lazos familiares.

Bandas de hermanos. Oasis. Asociación de conceptos inmediata. Los Gallagher encarnan el mejor ejemplo a la hora de proponerle a tus hijos que monten una banda, pero no son los peores ni los primeros. Tras 15 años de éxito entre finales de los 50 y 60, los Everly Brothers se separaron de la forma menos recomendable: mientras uno de ellos estrellaba su guitarra contra el suelo y abandonaba el escenario en pleno concierto, el otro, alcoholizado por unos cuantos margaritas de más, apenas podía recordar las letras de sus canciones. Los Everly Brothers murieron hace diez años, dijo Don Everly, mitad del dúo, la noche siguiente de 1973, sobrio y en solitario. Tras una década en la que sólo se vieron en el funeral de su padre, en 1983 se reunieron y normalizaron de nuevo su actividad en directo hasta la muerte de Phil Everly en 2014.

Tampoco es que otro paradigma de las bandas de hermanos, los Jackson 5, sea precisamente el modelo perfecto; Claro que, en este caso, la raíz del problema está en el padre y su afición por la moda: concretamente, los cinturones. Sin embargo, la historia de tensiones y envidias entre los Jackson va más allá de lo físico. Michael Jackson dejó de hablar durante años con uno de sus hermanos mayores, Jermaine, por sus acusaciones públicas de cambio de color a principios de los 90. Una nimiedad ante lo que éste hizo con su hermano pequeño Randy: Casarse con su mujer.

De las rencillas y las envidias no se libra nadie. Tampoco los Bee Gees, otro grupo de hermanos que cualquier Joseph Jackson estaría tentado de repetir. Dos gemelos, Maurice y Robin, y un tercer hermano, Barry, que tras la muerte de ambos certificó que su amor, en realidad, no era demasiado profundo; La competencia feroz terminó por difuminar cualquier rastro de sentimiento de familiaridad. La combinación de tres hermanos y un primo (y un amigo que pasaba por ahí) tampoco es la ganadora: los Beach Boys de Brian, Dennis y Carl Wilson junto a Mike Love y Al Jardine fueron uno de los grupos pioneros a la hora de airear sus disputas internas, laceradas gracias a grandes dosis de alcohol y sustancias ilegales. Wouldn’t it be nice?

Los hermanos Davies tampoco destacan por anteponer los lazos familiares a sus carreras. Diego A. Manrique siempre cuenta que, cuando en sus inicios le preguntaban si era más de los Beatles o de los Rolling Stones, él decía elegir a los Kinks; A nivel interno, pocas diferencias existían entre los tres grupos. Dave Davies ha llegado a llamar vampiro (cuando no idiota o narcisista) a su hermano Ray, con quien afirma que no puede estar más de una hora. Lejos de mejorar con la edad, el desastre se ha calibrado cada vez mejor con el paso de los años: Ray tiene 71 y Dave 68.

Los Davies no han llegado, por fortuna y que se sepa, a la clásica fase Las Grecas: Esa en la que una hermana le clava un cuchillo a la otra. Todo lo contrario que las bad girls del rock originales, las hermanas Veronica y Estelle Bennett y su prima Nedra Talley, más conocidas como The Ronettes; Treinta años después, las tres se pusieron de acuerdo para demandar a Phil Spector, exesposa incluida (Ronnie Spector), por los millones de royalties impagados por parte del desnortado creador del muro de sonido.

Y, aún así, la música popular sigue ofrendando futuros cadáveres en nombre de Caín y Abel. Entre los más arriesgados, Kings of Leon, que desafían al destino con los tres hermanos Followill (y un primo) desde 2003 y seis discos a sus espaldas. Las nuevas generaciones parecen dispuestas a relanzar la buena fama de los grupos de hermanos: HAIM (tres hermanas de Los Angeles), Disclosure (los hermanos Guy y Howard Lawrence), The Cribs (dos gemelos y un tercer hermano) o Drenge (los dos jovencísimos hermanos Loveless) son sólo algunos de los muchos casos de éxito de grupos fraternales en la actualidad. De momento.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores