Games & Symphonies, grandiosidad musical del videojuego - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Pain & game

Games & Symphonies, grandiosidad musical del videojuego

Games & Symphonies, grandiosidad musical del videojuego

¿Son los videojuegos arte? Dejémonos de preguntas inútiles y centrémonos en su riqueza cultural. Games & Symphonies rindió homenaje a la música de videojuegos y la condensó en una orquesta maravillosa. De Super Mario Bros a League of Legends. El maldito Nirvana de los oídos aficionados a todo esto. Gandia intenta escabullirse de los nanos

¿Son los videojuegos arte? Dejémonos de preguntas inútiles y centrémonos en su riqueza cultural. Games & Symphonies rindió homenaje a la música de videojuegos y la condensó en una orquesta maravillosa. De Super Mario Bros a League of Legends. El maldito Nirvana de los oídos aficionados a todo esto.

Gandia intenta escabullirse de los nanos y tetes de Gandia Shore. Es una losa pesada, pero esta ciudad eminentemente cultural y turística ofrece mucho más que mierdas catódicas. Fue entrar en el Teatre Serrano y revivir la música de 8 bits en decenas de instrumentos de viento, cuerda y percusión. El monocromo en luz utravioleta. El píxel transmutado en 1080.

Games & symphonies videojuegos y concierto

Games & symphonies videojuegos y concierto

Diana Puerta, encargada de comunicación de G&S me abre las puertas de un teatro remodelado, que respira modernidad y clasicismo. Y relata la génesis del proyecto Vicent Tobar, el arreglista de la banda, imaginó cómo sonaría la música de Super Mario Galaxy 2 con una orquesta sinfónica. Contactó con Adrián Ronda, director de orquesta, y grabaron el tema, dando como resultado el famoso vídeo de la Suite Galáctica. Desde los primeros compases el asistente se siente abrumado por la imperiosidad de los sonidos, desde Call of Duty hasta Command & Conquer: Red Alert 3, pero con una importancia mayor para los productos Nintendo, Contactamos con Nintendo España para basarnos únicamente en ellos, pero finalmente se convirtió en algo mucho más ambicioso, relata Diana. Nacía Games & Symphonies.

El concierto se inicia con temas modernos del oligopolio de la acción Call of Duty/Battlefield, pero repasa desde Sim City hasta Pokèmon. Se empieza a escuchar el tema principal de la saga The Legend of Zelda, momento que eriza vellos, que retuerce brazos en un aplauso continuo y atemporal: El tema de Zelda era de los más esperados por el público, es perfecto para nostálgicos ya que repasa toda la saga, era perfecto para cerrar el concierto. Uno se deja agasajar por las percusiones de Donkey Kong, su estilo jazzístico de salto y banana y, de pronto, otro cambio; el tema principal de The Elder Scrolls V: Skyrim con toda su grandeza resumida en las cuerdas de un arpa, con el silencio confidente del resto de la orquesta y del público.

Público del teatre Serrano

Público del teatre Serrano

Mientras, me imagino cómo sonarián mis juegos preferidos en la orquesta Instrumental de la Safor: Main Theme de Tomb Raider, In the Bar de Streets of Rage 2, Running from Hell de Doom II: Hell on Earth o cualquier recodo musical de Silent Hill. Diana se prepara para el futuro: “Tenemos la intención de ser flexibles en cada evento que surja, podríamos hacer una edición oldschool o una edición centrada en la música de la saga Final Fantasy, hay muchas puertas abiertas”.

Y es que la música siempre ha estado ligado a los videojuegos, desde el atronador golpeteo del Pong, donde su cadencia infernal lo convertía en un compás rítmico, hasta cualquier producción actual, La música nos pone en tensión cuando nos enfrentamos a un enemigo, nos felicita cuando desbloqueamos un logro, la que nos emociona cuando llegamos al final de la partida. Hay juegos tan ligados a sus bandas sonoras que no puedes pensar en el uno sin la otra. ¿Quién no ha tarareado la melodía del Tetris, del Super Mario Bros o del Angry Birds?.

En la pantalla gigante, sobre las cabezas de los músicos, Link vuelve a levantarse, como en Los Doce Estadios del Viaje del Héroe y acaba con Ganondorf mientras suena un himno del ocio mundial. El público se levanta, no piensa en nada. Deslumbrados, únicamente aplauden.

Adrián Hernán
SUBSCRIBER
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.