"Evasión", obra maestra del cine antinazi - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
UOC – Dic17 – Banner cabecera
728 x 90

Placeres y berrinches

“Evasión”, obra maestra del cine antinazi

“Evasión”, obra maestra del cine antinazi

En el cine antinazi rodado en los primeros años cuarenta en Estados Unidos abundan las obras maestras, con títulos cimeros de Lang, Hitchcock, Chaplin, Lubitsch, Renoir y Milestone. Evasión (Mervyn LeRoy, 1940) merece estar en los puestos de honor de este vibrante subgénero. Me quejo con frecuencia –aunque para mis adentros, nunca o muy rara vez por

En el cine antinazi rodado en los primeros años cuarenta en Estados Unidos abundan las obras maestras, con títulos cimeros de Lang, Hitchcock, Chaplin, Lubitsch, Renoir y Milestone. Evasión (Mervyn LeRoy, 1940) merece estar en los puestos de honor de este vibrante subgénero.

Me quejo con frecuencia –aunque para mis adentros, nunca o muy rara vez por escrito, el tema es menor- por la rígida y bastante vetusta clasificación de la historia del cine atendiendo exclusivamente a los géneros. Las etiquetamos con rapidez y comodidad: películas del Oeste, musicales, bélicas, melodramas, cine de acción, cine negro, comedias… En algunas ocasiones somos conscientes o intuimos que bajo la apariencia de un western se esconde en realidad una historia de amor con elementos noir e, incluso, en astuta clave dada la fecha de su realización, una diatriba antimacartista. Es el caso de la hermosa Johnny Guitar (Nicholas Ray, 1954) . Otras, percibimos que la eficaz intriga criminal es el envoltorio con que se nos ofrece una confesión personal (La ventana indiscreta, 1954, del mirón, misógino, obseso y reprimido Alfred Hitchcock).

johnny-guitar-nicholas-ray-joan-crawford-cine-elhype

Puestos a ampliar el etiquetado genérico, propongo que se tenga en cuenta determinadas características argumentales, siempre y cuando adquieran éstas verdadera relevancia. De ese modo, podemos hablar, aunque solo sea con personas de confianza capaces de perdonarnos la extravagancia cinéfila, de películas “de trenes” (Alarma en el expreso, 1938, Hitchcock; El tren, 1964, John Frankenheimer), películas de itinerarios (Llegaron a Cordura, 1959, Robert Rossen; The Warriors, 1979, Walter Hill) o películas de puertas (muchas de Ernst Lubitsch, La condesa de Hong Kong, 1966, Charles Chaplin).

La condesa de Hong Kong (Charles Chaplin, 1967)

Hay un subgénero que nadie se atreverá a minusvalorar. Me refiero al cine antinazi rodado en los primeros años cuarenta en Estados Unidos para concienciar al país de la necesidad de combatir al nacional-socialismo hitleriano y ayudar a Europa en el peor trance de su historia. Hollywood hubiera podido resolver el empeño con un montón de panfletos de eficacia momentánea y sin embargo produjo un buen número de magníficas películas que setenta y tantos años después siguen vivas y emocionantes: la trilogía de Fritz Lang (El hombre atrapado, 1941; Los verdugos también mueren, 1943; El ministerio del miedo, 1944), las brillantes aportaciones de Hitch (Enviado especial, 1940; Náufragos, 1944); la cáustica e imaginativa Ser o no ser  (Lubitsch, 1942), la memorable El gran dictador  (Chaplin,1940), la estupenda Al filo de la oscuridad (Lewis Milestone,1943), ambientada en una Noruega ocupada por los nazis o la indignada y magistral Esta tierra es mía (Jean Renoir, 1943).

Náufragos (Alfred Hitchcock, 1944)

A este ramillete de películas sensacionales, a la vez bélicas, de combate ideológico, de aventuras, de suspense y de persuasión, merece incluirse Evasión (Mervyn LeRoy, 1940), interpretada por Norma Shearer y Robert Taylor y basada en un best seller de Ethel Vance, sorprendente obra maestra apenas conocida (hasta hace bien poco, ningún crítico español la había citado). Digo que es una sorprendente obra maestra porque Mervyn LeRoy es un director solo discreto, de los que habitualmente quedan por debajo de las posibilidades de sus guiones. En esta ocasión no ocurre tal cosa. La película es extraordinaria. No se la pierdan. Ni Lang ni Hitch la hubieran superado. Evasión, enérgica y sutil,  se editó el mes pasado en la colección “Sesión Doble. Los imprescindibles. Edición coleccionista”. La refinada comedia El amante de papel (George Cukor, 1942) completa el contenido del DVD.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

UOC Dic17 – Robapaginas 1

LO + VISTO

Curiosite 2017

Últimos artículos del autor







ART Bancaja

Nuestros autores




Pels Pels – Teatre Talia



UOC Dic17 – Robapaginas 2