El espíritu de Hipatia - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
UOC – Dic17 – Banner cabecera
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

El espíritu de Hipatia

El espíritu de Hipatia

Existió una mujer en Alejandría, Hipatia, que fue fuente de inspiración para muchos al considerar la acción de pensar como el camino hacia la evolución personal y el conocimiento. Su puesta en práctica, mi inspiración personal. Me doy cuenta de que realmente he comprendido algo cuando existe una acción o una actitud que cambia en mi

Existió una mujer en Alejandría, Hipatia, que fue fuente de inspiración para muchos al considerar la acción de pensar como el camino hacia la evolución personal y el conocimiento. Su puesta en práctica, mi inspiración personal.

Me doy cuenta de que realmente he comprendido algo cuando existe una acción o una actitud que cambia en mi comportamiento, hasta ese momento, habitual, rutinario o mecánico. Tengo la sensación de que cuando el conocimiento lleva aparejada una puesta en práctica, éste desaparece como queriendo dejar espacio a una nueva comprensión y nueva acción posterior.

Son como destellos de luz puntuales que surgen en un determinado momento y cuya comprensión tiene un efecto importante en mi vida y en su desarrollo posterior. Generalmente, los cuento con frases del tipo fue como un antes y un después, aquello cambió mi vida, o también en ese momento comprendí que tenía que cambiar algunas cosas. Siento que mi vida ha ido a golpes de comprensión de conceptos importantes que he puesto en práctica y que han modificado lo existente hasta ese momento generando una evolución palpable, un crecimiento como persona, una madurez. Quizá a eso le llaman sabiduría.

Últimamente este tipo de situaciones se multiplican y cada día aprendo cosas nuevas que ando poniendo en práctica y me encuentro cada cierto tiempo a un tipo nuevo viviendo conmigo. Quizá los cambios no sean muy espectaculares, pero los vivo como si me hubieran dado la vuelta como a un calcetín. Me resulta curioso que con tanta información que existe en la tierra lleguemos a ella solo cuando la necesitamos.

Existió una mujer allá por el año 400 en Alejandría llamada Hipatia que fue un faro y una luz para muchas personas que andaban sin rumbo o no tenían acceso al conocimiento existente. Seguidora de Plotino y perteneciente a lo que se llamaba escuela neoplatónica, ya le daba importancia al pensar, acertada o equivocadamente, para evolucionar como personas. Su postura ecléctica de la vida toleraba diferentes creencias y enseñó igualmente a cristianos como a paganos. Era una auténtica analogista que si no comprendía lo que decían otros no lo consideraba en su vida, como era el caso de los teodidactos que en aquella época decían recibir el conocimiento directamente de Dios. Así fue que la asesinaron fanáticos cristianos seguidores del Obispo Cirilo.

Quizá con ella murió una manera de vivir, de pensar, de reflexionar, de darse cuenta, etc, que ahora me gustaría desenterrar para poder averiguar cómo gestionar mejor aquello que en mi vida me causa algo de dolor. Querer saber para comprender, independientemente de la ideología o las creencias, y que ese conocimiento me ayude a gestionar esos momentos en los que siento dolor por el desprecio, por la ignorancia, por el abandono, por la falta de atención, y poner el rumbo que quiero en mi vida para conocer a un Juan diferente cada cierto tiempo.

Y como dijo Antón Chéjov el inteligente quiere aprender, los demás enseñar.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

UOC Dic17 – Robapaginas 1

LO + VISTO

Curiosite 2017

Últimos artículos del autor







ART Bancaja

Nuestros autores




Pels Pels – Teatre Talia



UOC Dic17 – Robapaginas 2