Del arte a la creatividad en el día a día - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

Del arte a la creatividad en el día a día

Del arte a la creatividad en el día a día

Generalmente se piensa que la creatividad es solo patrimonio de diseñadores, artistas, músicos, pintores, poetas o escritores, y nada hay más lejos de la realidad. Cualquiera en su día a día puede ser tan creativo como los más grandes pintores o músicos de la historia, bastaría proponerse ir cambiando cosas en nuestra vida, creando situaciones diferentes

Generalmente se piensa que la creatividad es solo patrimonio de diseñadores, artistas, músicos, pintores, poetas o escritores, y nada hay más lejos de la realidad.

Cualquiera en su día a día puede ser tan creativo como los más grandes pintores o músicos de la historia, bastaría proponerse ir cambiando cosas en nuestra vida, creando situaciones diferentes a las de ayer, diciendo palabras que resuenen diferente, escuchando música que no se te hubiera ocurrido antes, etc…cualquier cosa que te permita ir desarrollándote como persona y como ser humano fuera de la rutina de hacer siempre lo mismo.

La creatividad se ha asociado al arte porque nuestro cerebro plástico necesita el arte. El niño en sus primeros años juega, canta, dibuja, baila, pinta y esas actividades son necesarias para su desarrollo motor, cognitivo o emocional, y le van a permitir aprender a aprender. Valga como ejemplo que ciertas estructuras de la corteza cerebral solo responden a tonos musicales, que una parte importante del cerebro y del cerebelo intervienen en la coordinación de movimientos como el baile o que en las recreaciones teatrales se desarrollan regiones del cerebro especializadas en el lenguaje oral.

Con esto quiero decir que cada actividad artística activa diferentes regiones cerebrales y es una causa fundamental para que a través de las artes comencemos a ser mucho más creativos en nuestro día a día. Además podemos afirmar, a través de diferentes estudios, que la enseñanza y práctica de determinadas artes mejora nuestra memoria a largo plazo, se reducen los problemas emocionales, se desarrollan competencias como la comunicación, la cooperación o la resolución de conflictos y por supuesto, se mejora el pensamiento creativo estimulando procesos de curiosidad, observación, comparación o relación entre ideas imprescindibles para resolver cualquier situación.

Por lo tanto, la música, las artes visuales o las artes escénicas en cualquiera de sus manifestaciones llevan asociado un componente emocional que nos motiva y que nos permite contemplar nuestro día a día de manera diferente, con más estética, con mayor profundad. Es importante ir introduciendo hábitos en nuestra vida que nos permitan ir desarrollando procesos creativos que tengan que ver con el arte, para ser aquello que deseamos y que nos hemos propuesto.

Ir poco a poco es fundamental, pero sería interesante poder hacer una fotografía al día, escribir una hoja o veinticinco palabras, hacer un dibujo en cualquier libreta, visitar un museo al año. Es importante experimentar sin juzgarse, sin analizar si lo hago bien o lo hago mal porque ese no es el problema, lo importante es crear un hábito de estar en contacto con actividades artísticas que nos ayuden a desarrollar nuestra creatividad en el día a día.

Y hazlo regularmente, no te canses a las primeras de cambio y digas que esto no funciona. El mejor compromiso es con uno mismo, porque es algo que haces por ti y porque nos sienta bien, para desarrollarnos como personas y como seres humanos.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores