Decálogo para triunfar en redes sociales - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

La gran aventura de Pérez

Decálogo para triunfar en redes sociales

Decálogo para triunfar en redes sociales

A estas alturas, triunfar en redes sociales es difícil: Hay demasiadas personas con talento y cosas interesantes que decir y tú no eres una de ellas y lo sabes. Pero no desesperes, te dejamos algunos consejos para ser un líder en Internet y triunfar como la Coca Cola. #1 Enseñar cacho eróticofestivamente. Un poquito de muslo,

A estas alturas, triunfar en redes sociales es difícil: Hay demasiadas personas con talento y cosas interesantes que decir y tú no eres una de ellas y lo sabes. Pero no desesperes, te dejamos algunos consejos para ser un líder en Internet y triunfar como la Coca Cola.

#1 Enseñar cacho eróticofestivamente. Un poquito de muslo, un escote generoso, una sonrisa pícara, un poco de encaje, un tirante caído sobre el hombro… et voilà! Si eres un chico igual te va mejor dejar lo de los encajes sugerentes y dejarte barba de malote. Pero siempre eróticofestivamente.

#2 Parecer muy querido. No hace falta que la gente te quiera. Ni siquiera hace falta que gustes, basta con que lo parezca. Una forma de parecer muy querido es tener muchos seguidores y amigos, que puedes comprar tranquilamente en páginas especializadas. Sí, en las redes sociales todo es especializado.

redes sociales

#3 Colaborar con muchos sitios. Parecer muy querido está muy bien para empezar pero, a la larga, tiene que ser evidente que, de verdad, los demás te quieren. O, al menos, los responsables de blogs y medios on line. Todos, si es posible: La ubicuidad es innegociable, que nadie pueda escapar de ti.

#4 Tener los pies muy cuidados. Una foto de los pies cuidados en cualquier sitio puede salvarte del erial de la falta de inspiración. Pones un libro, unas gafas y una taza en la composición y lo petas. Fijo.

#5 Subir muchas fotos de paisajes, cielos y comida bonita y muchos vídeos de gatetes y conciertos. Ni una maxi hamburguesa con cebolla caramelizada y brotes de soja cocidos una noche de luna llena sin su foto, ni un gatete gracioso jugando con el cordón de una zapatilla sin su vídeo. Que haya mucho de todo.

redes sociales

#6 Ser hiperactivo. Da igual si montas un evento para presentar un producto revolucionario como el agua en polvo cada semana, si coorganizas hasta el premio al mejor gazpacho de Alpedrete, si montas festivales internacionales de música rara en cada pueblo de la serranía… que se note que haces muchas cosas porque eres una persona multi interesada en todo.

#7 Escribir un libro. Esto merece un aparte en el tema de la hiperactividad. No nos engañemos: Si no escribes un libro no eres nadie en Internet. Para tener éxito recuerda que tienes que dar la brasa in aeternum a tus seguidores, que el que la sigue la consigue, dicen.

#8 Recaudar pasta PARA LO QUE SEA. Recaudar dinero es una excusa estupenda para pedir apoyos. Cuanto más peregrina y ridícula sea tu idea, mejor. Hasta es posible que los influencers de verdad se hagan eco de tu petición y consigas cosas como esta.

redes sociales

#9 Defender el concebollismo*. Esto no tiene explicación coherente ni nada, y debería estar penado por todas las leyes posibles y quitar el carnet de Internet, pero es así.

#10 Ser pionero. Las redes sociales están llenas de personas que siguen, sé una de las que lideran. Defiende a ese grupo de música con 10 seguidores en Facebook, ese libro del que nadie ha hablado, esa serie que aún no se ha estrenado pero de la que pareces saberlo todo. Nadie recordará que fuiste el primero pero siempre podrás decir “yo ya lo dije en 2010”.

* En la lucha sin cuartel que hay en Internet entre los partidarios de la tortilla de patatas con cebolla o sin cebolla, el concebollismo defiende que el manjar patrio debe llevar cebolla siempre. Todos locos.

Pérez
AUTHOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores