Rebajas con buenas recomendaciones para aprovechar lo mejor
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Consejos de los buenos para las rebajas

Consejos de los buenos para las rebajas

A mitad de campaña, conviene recordar algunas recomendaciones verdaderamente útiles para sumergirse en la sicalipsis del consumo a.k.a rebajas. Todos los años, los agoreros de las asociaciones de consumidores repiten la misma cantinela: que si hazte una lista, que si sal con el dinero en metálico justo, que si no compres por impulso… Yo, que

A mitad de campaña, conviene recordar algunas recomendaciones verdaderamente útiles para sumergirse en la sicalipsis del consumo a.k.a rebajas.

Todos los años, los agoreros de las asociaciones de consumidores repiten la misma cantinela: que si hazte una lista, que si sal con el dinero en metálico justo, que si no compres por impulso… Yo, que sé que os gustan unas rebajas más que un desnudo frontal de Mario Casas, os voy a dar nueve indicaciones que verdaderamente vais a agradecer. Ah, y si va y resulta que sí que tenéis un problema de adicción… pues en vez de leer El Hype, poneos en manos profesionales, leñe, que os pensáis que en internet está la solución a todo.

#1 COMPRAD ROPA ESTRAMBÓTICA

Esta temporada, no miento, yo me he agenciado una cazadora estampada con flamencos rosas, unas sneakers en tonos flúor, unos mocasines-creepers con flores liberty multicolor, una camiseta con piñas, fresas y polos de colores y hasta una camisa naranja neón. En cambio, vosotros os estabais esperando a los descuentos para qué… ¿para una camisa blanca? ¡Tristes! El fondo de armario surtidlo en temporada -se amortiza igual- y dejad las rebajas para el caprichito garrulín que os pondréis dos veces.

#2 NO FALTÉIS EL PRIMER DÍA

Pero no para comprar… ¡para criticar! No hay nada que despierte más el instinto rebajil que comprobar lo poco competitivos que son los descuentos del primer día de campaña.

#3 NO ESTRENÉIS ENSEGUIDA

A menos que se os case la niña o tengáis un cotarro que requiera outfit nuevo, preservad la prenda etiquetada unas semanitas… ¿Motivo? Las rebajas se acentúan a medida que pasa el tiempo y si el producto se mantiene en stock, podéis comprarlo de nuevo y devolver el que tenéis en casa.

#4 GUARDAD LOS TICKETS

Imprescindible para poder seguir el consejo anterior pero, sobre todo, para evitar tener que tragaros esa prenda que en la tienda os habéis probado de cualquier manera entre dos percheros -porque en rebajas uno no visita jamás un probador- y que en casa os sienta como a un Cristo dos pistolas.

#5 USAD LAS ‘APPS’ DE LAS MARCAS 

A veces, a través de las aplicaciones tendréis alguna promoción extra… Yo las uso para estar al tanto de cuándo -y cuánto- baja esa prenda que tanto ambiciono y para enterarme de dónde queda stock: cruzar una ciudad en busca de una rebaja suculenta merece la pena y, de paso, te permite conocer el extrarradio.

#6 FOMENTAD EL COLEGUEO CON LA DEPENDIENTA

Ella os puede avisar de cuándo Amancio, Isidoro y demás propietarios de emporios textiles deciden bajar el precio de sus diseños ya rebajados… No hay nada más frustrante que comprar hoy por 15,99 y verlo mañana por 9,99… Por eso, recordad la regla #4.

#7 VISITAD VARIAS TIENDAS DE LA MISMA CADENA

En las del centro, siempre tienen más stock. En las de los centros comerciales, las prendas más molonas -esas que nos interesan a vosotros y a mí y que la masa abomina- tienen menos público. Mis locales favoritos, las sucursales de pueblos: visitadlas ya mediada la campaña, les queda de todo.

#8 VIGILAD EL ETIQUETADO

Y usad la ley a vuestro favor: si una etiqueta dice que un artículo vale 5, os han de cobrar ese precio… Una empleada despistada colocó una pegatina del -70% donde no debía y gracias a eso mientras escribo estas líneas mis atributos están bien sujetos gracias a unos suavísimos calzoncillos diseñados por un futbolista que no tendrían que haber estado rebajados. Yeah!

#9 NO FALLÉIS EL ÚLTIMO DÍA

Camisetas a 2 euros, chaquetas a 9… ¿Qué más da si no son vuestra talla o luego no los usáis? Tendréis para trapos, pijamas y regalos a las amistades.

 

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.