Jazz Panorama 2019 – Header

M.I.A. combativa, mordaz y paradójica

En Cine y TV 28 April, 2019

Inés Calero

Inés Calero

PERFIL

¿Cómo lidiar con ser nacida en Sri Lanka, vivir como refugiada en Inglaterra por la guerra en tu país natal y, más tarde, convertirte en una estrella del hip-hop? Con los tres eslabones que tejen la identidad de Matangi Arulpragasam —nombre real de la cantante M.I.A.— juega el documental: Matangi/Maya/M.I.A.

Hija del fundador del movimiento de resistencia Tamil en Sri Lanka, M.I.A., Maya para sus amigos, llegó a Londres con su madre y sus dos hermanos como refugiada por la guerra civil de su país. Su padre se quedaría combatiendo en Sri Lanka, en un conflicto que duraría 26 años.

Maya destilaba vocación de cineasta. Jovencísima, encontró en la cámara el modo de expresión mediante el que sobrellevar el día a día familiar, así que hace veintidós años empezaría a grabar su entorno en el sur de Londres, y que dejó más de 700 horas de vídeos domésticos donde vemos a Matangi bailando hip-hop de adolescente, la búsqueda obsesiva de su propio sonido y de su historia, los viajes a Sri Lanka, la efímera colaboración como documentalista con Elastica o la visita de su padre a Europa.

Si tienes un micro, utilízalo para decir algo, era el leitmotiv de Maya Arulpragasam cuando todavía no sabía que la música sería la brújula que guiaría su vida. Por ello, la videoterapia se convertiría en obsesión y crearía un personaje frente a la cámara, antes de que encontrase su sitio gracias a la música. Ella misma lo reconoce en uno de sus vídeos caseros: La primera vez que me sentí occidental fue a través de la música.

Con la cámara registró sus pensamientos y su realidad, pero el micrófono que tanto ansiaba sería el canal con el que gritar. Y así fue. El éxito repentino le llegó tras grabar su primer disco, Arular (XL Recordings, 2005), con tan sólo 300 dólares y un teclado. M.I.A. conseguiría un micro y no ha dejado de cantar aquello que la remueve por dentro, haciendo eco de la situación de Sri Lanka y criticando en sus letras la pasividad hacia la crisis migratoria y moral que sacude a Europa.

En Matangi/Maya/M.I.A., su amigo y compañero en la escuela de arte, Steve Loveridge, es el encargado de reconstruir el caos vital de Arulpragasam. Esta tarea le ocupó diez años, tiempo durante el cual él mismo también fue grabando material durante viajes a Sri Lanka, actuaciones, videoclips, backstage y más escenas domésticas.

Loveridge firma un relato rigurosamente controlado y magnético, en el que la fama y el éxito quedan en segundo plano para ofrecer su visión cruda, íntima y sincera de la historia de Maya, con la dureza como tema recurrente y donde confluyen conciencia política, identidad, arte y activismo. Es este un retrato que desprende rebeldía y vitalidad, un acto de juventud y de identidad, fiel a su ser más combativo, contradictorio y humano.

Frame del documental Matangi/Maya/M.I.A

La cinta subraya que M.I.A. es quien dirige su propia vida, cuestionándose las incongruencias e hipocresías de los medios de comunicación. Mientras, Loveridge aparece con su cámara en momentos clave, consiguiendo así material para un relato donde la humanidad y la provocación de la artista se anteponen a cualquier aspecto musical, alejándose del mero formato behind the scenes.

Tras hacerse con el premio especial del Jurado en Sundance, se estrenó en España en el festival de cine documental musical In-Edit en Barcelona y Madrid y ya está disponible en Filmin y Movistar+.

En el caso de que existiese una única y rigurosa forma de contar historias, quizás no sea la mejor forma de narrar la de una cantante tan mordaz y explosiva como M.I.A. , no obstante, tampoco ella es un personaje que se puedan encasillar en ningún estilo musical ni formato, y ello lo convierte en  uno de los documentales pop más brillantes que este año veremos en nuestras pantallas.

Compartir:

PopDocumentalbiopichip hopSundanceM.I.A.documental musicalSteve LoveridgeSri Lanka

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Sin comentarios

Nadie ha publicado ningún comentario aún. ¡Se tu la primera persona!