Brindis y langostinos con John McCLane, Gremlins y Run DMC - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

On connaît la chanson

Brindis y langostinos con John McCLane, Gremlins y Run DMC

Brindis y langostinos con John McCLane, Gremlins y Run DMC

Hay películas de navidad y películas de navidad. Igual que hay villancicos y villancicos. La jungla de cristal y Christmas en Hollis son sendos ejemplos de cómo se puede ser y no ser a la vez un tópico navideño. “Ahora tengo una metralleta, ho ho ho”. Mi felicitación de Xmas navideño favorita ever. En realidad,

Hay películas de navidad y películas de navidad. Igual que hay villancicos y villancicos. La jungla de cristal y Christmas en Hollis son sendos ejemplos de cómo se puede ser y no ser a la vez un tópico navideño.

La jungla de cristal (1988, John McTiernan)

“Ahora tengo una metralleta, ho ho ho”. Mi felicitación de Xmas navideño favorita ever. En realidad, no va escrita en ninguna tarjeta, sino en la camiseta de un cadáver que el policía John McCLane (Bruce Willis rivalizando con Marlon Brando por ser el actor en camiseta más icónico de la Historia del cine) manda por el ascensor a los terroristas (capitaneados por el gran Alan Rickman, ¡esa voz!) que tienen secuestrado a todo un rascacielos de Los Ángeles el día de nochebuena de 1988. Esta película de John McTiernan inició la franquicia de acción Die hard y replanteó todos nuestros apriorismo sobre las películas navideñas. ¡Muera ¡Qué bello es vivir! (y todas las pelis que, por muy maravillosas que sean, siempre caen en la programación televisiva de estas fechas) y viva Gremlins (y todas las pelis que se acercan a esta festividad con mirada más perversa… y que de unos años a esta parte, glups, también las suele programar alguna cadena)!

Run DMC. Christmas in Hollis

Como la primera parte de La jungla de cristal  era un film que daba la vuelta al calcetín del cine navideño utilizando algunos clichés de estas fechas (la reunión familiar, la copita de empresa, el espíritu bondadoso etc) pero introduciéndolos en una trama de “macho-cine” espectacular y muy entretenido, su banda sonora no podía ser menos. La película también rastreaba en villancicos que no lo parecieran (incluso cuestionándolos en los propios diálogos del film). En este sentido, Christmas in Hollis de Run DMC no puede ser más paradigmático. Es el Tamborilero” que escuchaba la comunidad afroamericana en 1988  (concretamente, el conductor de limosina Argyle, único amigo e interlocutor de McClane fuera del edificio). Como la propia película, la canción usa recursos clásicos de los villancicos (cascabeles, samples de “ Jingle bells”) pero los integra dentro de un gozoso formato rap old school cuando aún era casi new school. Esta vacilada soul de Run DMC apenas tenía un año de edad (formaba parte del disco colectivo en beneficio de los Special Olympics “ A very special christmas” ) cuando apareció en la película. ¿Blanca navidad? ¡Negra navidad!

Joan Pons
AUTHOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Wonderful Beirut – IVAM

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Festival 10 sentidos

Nuestros autores