BoJack Horseman, la serie de Netflix cierra un año soberbio
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
728 x 90

Pérdida de series

BoJack Horseman: Caballo narcisista necesita respuestas

BoJack Horseman: Caballo narcisista necesita respuestas

Las posibilidades de la animación son infinitas. Con presupuestos bajos, series como Rick & Morty (Adult Swim) pueden permitirse explorar géneros y temáticas inalcanzables para sus homólogas en tiempo real. De ahí que la última temporada del caballo más narcisista de la televisión, BoJack Horseman (Netflix) valide de nuevo su puesto en el mismo peldaño, el que

Las posibilidades de la animación son infinitas. Con presupuestos bajos, series como Rick & Morty (Adult Swim) pueden permitirse explorar géneros y temáticas inalcanzables para sus homólogas en tiempo real. De ahí que la última temporada del caballo más narcisista de la televisión, BoJack Horseman (Netflix) valide de nuevo su puesto en el mismo peldaño, el que puede permitirse mirar con condescendencia a una industria del entretenimiento con serios problemas en su departamento de imaginación.

BoJack Horseman venía de una temporada en la que el protagonista confirmaba su incapacidad para alcanzar la felicidad incluso cuando cumplía sueños pendientes. Por citar, protagonizaba la película sobre el personaje que siempre había querido interpretar (Secretariat) y se echaba una novia que no le juzgaba o quería por su pasado como estrella de la televisión. Sin embargo, otro vergonzoso desliz le convertía de nuevo en el ser despreciable que siempre había creído ser y le devolvía de un tortazo a su insatisfactoria y decadente vida en Los Ángeles.

Esta vez, BoJack Horseman estrena nuevos retos en tanto que la carrera al Oscar se impone como zanahoria de cebo para el caballo. Lejos de satisfacer las quimeras húmedas de muchos espectadores —aquellos que querían ver a la serie ahondar en la edulcorada y artificial carrera de premios—, la serie sólo gravita en torno a esa alfombra roja y centra en cambio sus esfuerzos en menesteres más ambiciosos.

BoJack Horseman Temporada 3 El Hype

Entre esa ristra de capítulos con grandes aspiraciones, lideran la manada cuatro especialmente relevantes:

  • “BoJack Kills” —un noir muy adecuado para la ciudad de Los Ángeles— propone una investigación sobre un asesinato que permite a BoJack y a Diane poner en perspectiva sus últimas decisiones apartándolos de la rutina que les tiene cegados;
  • “Fish Out Of Water” descarta los diálogos en una suerte de Lost In Translation en el que BoJack no deja que su grosería se interponga en el camino a la hora de conectar con otros seres humanos;
  • “Stop The Presses” pone en entredicho la industria del periodismo diario en un prólogo brillante para después servir de bisagra entre BoJack y las decisiones que tiene que empezar a afrontar por sí mismo;
  • Y “That’s Too Much Man” sigue las desventuras de BoJack y Sarah Lynn en un viaje disparatado de alcohol y drogas que devolverán a BoJack al mismo resentimiento que le dejó tiritando y avergonzado la temporada pasada.

Todos estos capítulos hacen rezumar en BoJack aflicciones de un pasado que le persigue. La sucia honestidad que le caracteriza es sólo parte de un personaje atormentado que necesita de varapalos para concienciarse de su propia toxicidad. La cuestionable moralidad de sus decisiones y las contradicciones emocionales de sus provocaciones contra sus amigos son sólo la superficie de un protagonista que desconoce su lugar en el mundo.

BoJack Horseman Temporada 3 El Hype

La tristeza que puebla la serie no se debe a que haya personajes que malgastan sus vidas en alguien como BoJack. Si por algo hay melancolía en BoJack Horseman es porque el lado positivo del personaje, el que sabe encontrar vínculos emocionales con otras personas o animales, aparece de forma intermitente y sin que BoJack sepa muy bien por qué. Es ahí donde se halla el enigma que el protagonista trata de descifrar y donde la tercera temporada de la serie ha sabido ahondar tan elocuentemente —y sin resultar demasiado obvia.

Mientras BoJack Horseman adhiera sus andanzas a la búsqueda de respuestas de su protagonista, la serie nunca va a alejarse del todo del tono decadente que la caracteriza. Pero es en esa tesitura donde las risas y los despuntes imaginativos de la serie tendrán más efecto. Cuanta más incertidumbre haya a la hora de cuadrar de dónde viene la palabrería salvaje de BoJack (y del resto de personajes), más imprevisibles serán los chistes y fascinantes las aventuras.

PD: El cast de voces es una pasada. Entre algunos de los invitados de esta temporada: Constance Zimmer, Melissa Leo, Abbi Jacobson, Ilana Glazer, Dave Franco, Tessa Thompson, J.K. Simmons, Neil DeGrasse Tyson, Angela Bassett, Lake Bell y, por supuesto, la actriz de personajes Margo Martindale.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores