Belly Art: barrigas pintarrajeadas - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
728 x 90

Lifestyle

Belly Art: barrigas pintarrajeadas

Belly Art: barrigas pintarrajeadas

Demi Moore abrió la veda y, veintitrés años después, cualquier hija de vecina se cree legitimida a hacerse fotos embarazada y distribuirlas sin pudor en las redes sociales. Un paso más allá lo han dado las que combinan gestación y body painting, un matrimonio tan afortunado como el de Custo con Lidl. Una web dedicada

Demi Moore abrió la veda y, veintitrés años después, cualquier hija de vecina se cree legitimida a hacerse fotos embarazada y distribuirlas sin pudor en las redes sociales. Un paso más allá lo han dado las que combinan gestación y body painting, un matrimonio tan afortunado como el de Custo con Lidl.

Una web dedicada a temas de crianza y puericultura y que está auspiciada por la todopoderosa Disney, www.babble.com, tiene un apartado dedicado a recopilar las creaciones aberraciones pictóricas de esas futuras madres que confunden su tripa con un lienzo en blanco. No son Bellas Artes, lo llaman Belly Art.

ECOGRAFÍA HIPERREALISTA

ECOGRAFÍA HIPERREALISTA

9. MODELO “ECOGRAFÍA HIPERREALISTA”

Para qué quiero yo una ecografía cuando puedo pintarme un retrato del bebé en la tripa? Dando por hecho que el líquido amniótico azul es una licencia poética, nada tengo que objetar a la técnica del pintor, que demuestra dominio del pincel, dada la perfecta ejecución de la fisonomía del feto y su estratégica colocación previa al parto.

ALEGORÍA CON INSECTO

8. MODELO “ALEGORÍA CON INSECTO”

Los perfiles de papá y mamá contemplan un feto demiúrgico y brillante -y de una raza diferente a la de sus progenitores- que llega a este mundo en alas no de una cigüeña sino de una mariposa. La palabra cursi se queda corta para definir este pastiche metafórico que equipara al bebé con una oruga. Por eso, si eres un capullo, esta decoración barriguil te va, nunca mejor dicho, que ni pintada.

ESPERO UN CEFALÓPODO

7. MODELO “ESPERO UN CEFALÓPODO”

A menos que te haya preñado un marciano, espero, por tu bien, que tu bebé nazca con piernas y brazos y no con tentáculos y filamentos… Mi propuesta es que en lugar de una medusa, las embarazadas locales optéis por otros cefalópodos del Mediterráneo: una buena sepia con toda su tinta, un simpático calamar o los siempre juguetones chipirones serían motivos ideales y autóctonos para plasmarlos sobre vuestras barrigas.

MODELO BARRAS Y ESTRELLAS

6. MODELO “BARRAS Y ESTRELLAS”

Lana del Rey -y luego, Bershka- pusieron de moda las banderitas yanquis sobre crop tops, camisetas oversize y cualquier prenda que tu abuela no supiera lo que es… Lo de prescindir del elemento textil y plantársela directamente sobre la panza delata poca preocupación por la tendencia y demasiada por el patriotismo mal entendido… A menos que el padre de la criatura sea Bruce Springsteen, claro, y entonces tenga gracia que el bebé nazca en USA.

RETOÑO DE OTRO MUNDO

5. MODELO “RETOÑO DE OTRO MUNDO”

Durante un viaje psicotrópico intergaláctico, esta tipa debió de tener un rollo con Isaac Asimov, una especie de polvete telepático desde el Más Allá, y este es el resultado. Si no, no me explico por qué, en vez de de París, este niño viene de un centelleante anillo de Saturno… Eso, o este es el hijo ilegítimo de Jota, el de los Planetas, y la embarazada en cuestión es una fan con aficiones pictóricas.

FRUTA DE VERANO

4. MODELO “FRUTA DE VERANO”

¿Recordáis esto? Pues hete aquí a una señora que, de verdad, no va a dar a luz un niño, va a tener un melón, un meló d’Alger para más señas. Tal vez, ella es una gran seguidora de la filmografía de Martínez Lázaro o simplemente tiene mucho tiempo libre y una caja de témperas a mano. Sea como sea, me desconcierta la aprobación del niño y la presencia de esos tres plátanos amenazantes en esta entrañable imagen familiar.

MACEDONIA Y TRAMPANTOJO

3. MODELO “MACEDONIA Y TRAMPANTOJO”

Esta mujer va un paso más allá y lleva la metáfora frutal al exquisito y barroco terreno de la emulación velazqueña. Unos terciopelos por aquí, unas sedas por allá… y nada que envidiar a las pinturas del genio sevillano. Me inquieta la expresión poco maternal de la modelo: me da que pensar que lo del embarazo era una mera excusa para montarse el “tinglao”.

31 DE OCTUBRE

2. MODELO “31 DE OCTUBRE”

La conexión entre el alumbramiento de una nueva vida y la celebración del día de los difuntos la veo justita… Lo interesante de esta foto es la toalla manchada a lo matanza de Texas y que da a entender que la señora no lleva ropa interior en el momento de la foto -y, deduzco, que tampoco durante la ejecución del body painting-. Tal vez por eso el pintor se ha esmerado lo justo y, más que una calabaza, esto es un Naranjito siniestro.

HORROR VACUI

1. MODELO “HORROR VACUI”

Una mariquita, la huella de un oso, una mariposa, una especie de pez rana abisal, la evolución en tres pasos del logotipo del PSOE, garabatos varios y manchurrones diversos sobre estrías salvajes conforman esta atroz composición. Si los padres no se han puesto de acuerdo en qué demonios pintar sobre la barriga de la madre, imaginad las discusiones que habrán tenido para elegir el nombre del bebé. Supongo que resolverán el conflicto del mismo modo: un nombre compuesto digno de un Borbón.

ASÍ, SÍ

BONUS BELLY: MODELO “ASÍ, SÍ”

Como todo en la vida, lo del body painting durante la gestación funciona mejor con algo de sentido del humor. ¡Sí a tener un bollito en el horno durante nueves meses!

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Jazz Panorama 2017

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores