Apostar por la pasión - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Sin miedo, Juan

Apostar por la pasión

Apostar por la pasión

Apasionarse debería ser obligatorio y vibrar con todo aquello que hacemos la consecuencia. Atreverse a hacerlo sería no traicionar nuestros sueños. Cada año sucede una circunstancia que me obliga a reflexionar sobre las tareas que hago en mi vida. Este año con mayor motivo, porque una de mis hijas tiene que tomar la decisión de

Apasionarse debería ser obligatorio y vibrar con todo aquello que hacemos la consecuencia. Atreverse a hacerlo sería no traicionar nuestros sueños.

Cada año sucede una circunstancia que me obliga a reflexionar sobre las tareas que hago en mi vida. Este año con mayor motivo, porque una de mis hijas tiene que tomar la decisión de elegir qué desea seguir estudiando, en qué actividad quiere formarse y hacia dónde va a encaminar sus próximos pasos.

Me doy cuenta, a través de los comentarios y se desprende de las conversaciones, que las dudas obligan a profundizar en los gustos, deseos, capacidades y talentos individuales, pero también atenazan y bloquean la toma de la decisión. En esos momentos sólo siento una palabra y esa es pasión.

Nuestros deseos luchan constantemente para derrocar a la razón. La pasión por aquello que nos gusta, aquello con lo que realmente disfrutamos, aquello que nos hace explotar y surge de nuestro interior puede apagarse con sencillos comentarios como “no tengo futuro con eso”, ”así no te ganarás la vida”, “mis padres me critican” “a él no le gusta que yo haga eso”, etc… Pero puede avivarse si conseguimos los motivos suficientes como para hacer aquello que realmente nos gusta y deseamos.

Veo muchos profesionales que han perdido la pasión en su vida, que viven en una rutina que apaga cualquier indicio de pasión. Veo parejas que carecen de la más mínima ilusión y pasan el tiempo sin ninguna emoción esperando que llegue no sé qué, tengo amigos que mantienen situaciones a lo largo de los años sin conseguir emocionarse más que la vez anterior… Creo que estar verdaderamente loco es pasar la vida entera haciendo algo que no te gusta, algo rutinario, sin emoción y transmitiendo a cada uno que se acerca un conformismo y una apatía genial.

Hay que encontrar aquello que amamos, aquello que nos vuelve locos, que nos apasiona. Lo que nos mantiene vivos es el amor por lo que hacemos y la pasión con la que lo hacemos. Esto funciona así en todos los ámbitos de la vida. Si todavía no lo hemos encontrado… ¡no hay parar de buscarlo! Seguro que existe algo que hacemos mejor que ningún otro ser humano y nos da la satisfacción de estar haciendo aquello que nos enamora, nos apasiona y hace que el tiempo desaparezca.

Apasionarse debería ser obligatorio y vibrar con todo aquello que hacemos la consecuencia. Atreverse a hacerlo es no traicionar nuestros sueños, por mucho que otros intenten impedirlo.

Estoy de acuerdo con dos de mis amigos en otros tiempos, Séneca y Kant, cuando decían que Lo bueno no es vivir, sino vivir bien. Séneca todavía fue algo más claro diciendo que Un hombre sin pasiones está tan cerca de la estupidez que sólo le falta abrir la boca para caer en ella.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores