El año de Don Rogelio J - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cultura

El año de Don Rogelio J

  • En Cultura
  • 1 agosto, 2017
  • 9760 visitas
El año de Don Rogelio J

Don Rogelio J es, poca duda cabe, una de las personalidades más inquietas del panorama cultural de la ciudad de Valencia. Músico, tatuador, ilustrador y dibujante de cómics, reparte su tiempo entre los grupos Aullido Atómico  y su one-man band Tumba Swing, las pieles-lienzo de sus clientes y la mesa de dibujo. 2017 está resultando

Don Rogelio J es, poca duda cabe, una de las personalidades más inquietas del panorama cultural de la ciudad de Valencia. Músico, tatuador, ilustrador y dibujante de cómics, reparte su tiempo entre los grupos Aullido Atómico  y su one-man band Tumba Swing, las pieles-lienzo de sus clientes y la mesa de dibujo.

Tumba Swing Arrabal

2017 está resultando un año especialmente prolífico para el artista. En orden de más a menos reciente, hace tan solo unas semanas, presentaba en el Espacio Inestable Bucles de arrabal, definido como un falso musical experimental, basado en el disco homónimo que apareció en mayo de este año. En él, Rogelio J practica una suerte de rockabilly de baja fidelidad profundo y con aristas, ampliando la propuesta de sus anteriores referencias discográficas y ofreciendo un contrapunto más turbio de sus aventuras trash en Aullido Atómico. A esto hay que sumar, a principios de año, la publicación del primer cómic larga duración del artista.

Don Rogelio J Desde Abajo

El título Desde abajo da entrada a una distopía apocalíptica cuya inspiración surge, según Rogelio J, de las noticias, de las tiendas del barrio, los abuelos de los bares… La obra ha sido publicada por Autsaider Cómics, una de las editoriales españolas con mayor interés por alojar en su catálogo propuestas arriesgadas y poco complacientes y, desde luego, la que más suena a rock and roll.

Desde abajo plasma la intención tan sencilla como sincera de contar una historia a través de personajes (no me interesa nada lo de innovar el medio, experimentar y esas cosas, advierte), el músico y dibujante ha evitado abordar la obra de una manera cartesiana. Me resultan muy interesantes las diferentes interpretaciones de la gente que lee el cómic. En la cabeza de Don Rogelio J, la banda sonora de su cómic, en sus propias manos, a cargo de Aullido Atómico o Tumba Swing sería frenética, con mucho acople y ruidosa, siguiendo la línea del grafismo. Acabarías de leer el tebeo con un dolor de cabeza del copón, asegura. Su obra, una especie de fábula punk llena de moteros, radios libres, violencia y nubes negras, lo pide a gritos.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.