"Al final del túnel", entrevista a Leonardo Sbaraglia y Clara Lago - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

“Al final del túnel”, entrevista a Leonardo Sbaraglia y Clara Lago

“Al final del túnel”, entrevista a Leonardo Sbaraglia y Clara Lago

Entrevistamos a Clara Lago y Leonardo Sbaraglia, compañeros de reparto en la película hispano-argentina Al final del túnel; dos actores cuyo diferente estilo interpretativo se iguala al magnetismo que transmiten. Aprovechando el estreno del thriller policíaco: Al final del túnel (Rodrigo Grande), en la clausura de la 31 edición del festival Cinema Jove, entrevistamos a dos

Entrevistamos a Clara Lago y Leonardo Sbaraglia, compañeros de reparto en la película hispano-argentina Al final del túnel; dos actores cuyo diferente estilo interpretativo se iguala al magnetismo que transmiten.

Aprovechando el estreno del thriller policíaco: Al final del túnel (Rodrigo Grande), en la clausura de la 31 edición del festival Cinema Jove, entrevistamos a dos de sus actores principales: el actor argentino Leonardo Sbaraglia (1970), y la actriz española Clara Lago (1990). En el filme de Grande, la vida de  Joaquín (Sbaraglia), confinada en su silla de ruedas y una lúgubre vivienda, adquiere nuevos aires con la presencia de su inquilina Berta (Lago) y la hija de esta, Betty, que dan un vuelco a su aceptada existencia.

¿Ha tenido buena acogida Al final del túnel?

Leonardo Sbaraglia: Buenísima. A parte, tampoco vinimos aquí a competir en la clausura del festival. Es más bien una forma de presentar la película.

Clara Lago: A priori, bastante bien. Sobre todo porque en Argentina ha funcionado. Así que seamos optimistas.

Desde que la rodasteis, ¿cómo percibís la película?

Sbaraglia: A mí me gusta mucho. Creo que es una película importante, en el sentido de que es muy sólida, que está muy bien construida y rodada. Además, con una factura importante, con muy buenos trabajos de actuación.

Lago: En mi caso, cuando la vi por primera vez, me sorprendió bastante, porque de acuerdo a cómo viví mi guion, que poco tenía que ver con el suspense, yo no tenía la sensación de estar haciendo un thriller. Pero cuando la vi en su conjunto, mi papel de repente cobró un sentido más dramático, lo cual me sorprendió gratamente, y más al ver cómo Rodrigo Grande mezclaba distintos géneros de forma tan exquisita.

¿Leonardo, qué destacarías del trabajo interpretativo de Clara Lago?

A Clara la conocí como actriz, pero nunca había llegado a trabajar con ella. Y me sorprendió gratamente ver que, aún siendo tan joven, resultó ser muy afilada, con mucho oficio y precisión. Además, tiene mucha agilidad actoral, y eso creo que es un gran elogio. Por otra parte, el trabajo que hace con el acento porteño es brillante.

Leonardo Sbaraglia. Foto: Rebeca Fernández.

Leonardo Sbaraglia. Foto: Rebeca Fernández.

Y tú Clara, ¿qué destacarías del trabajo interpretativo de Leonardo?

El personaje de Leonardo es excesivamente complejo, empezando por manejarse con las silla de ruedas, y hacer todo lo que hace con los brazos,sin apenas moverse. Lo sorprendente de esta película, como también apunta Leonardo, es que parece que estés viendo una Jungla de Cristal en silla de ruedas. Y más allá de lo físico, a nivel creativo, es un personaje con el que no es nada fácil empatizar, y lleno de giros inesperados. Es como un ave fénix, resurgiendo de sus cenizas.

Lo que llama la atención de tu papel, Leonardo, es la figura de ese héroe minusválido. 

Sí, es una figura cuya única discapacidad está en las piernas. Injustamente es así, y de la misma manera que pierde la posibilidad de mover las piernas, pierde gran parte de sus afectos, porque pierde a su mujer e hija en un accidente. El personaje, claro, queda completamente destruido; pero gracias al que interpreta Clara Lago, que se mete de pronto en su casa con una niña, que le recuerda a su familia, a este personaje, de alguna manera, la vida le da la posibilidad de volver a salir al ruedo. Paradójicamente, es  también muy físico. Y me parece muy interesante que se trate de una película de acción, con un hombre en silla de ruedas.

Para ti, Clara, ¿el acento porteño fue un reto?

Desde luego, como también mi primera actuación como madre hasta ahora. El personaje de Berta tiene un recorrido emocional bastante importante, porque mantiene un conflicto con su hija muy especial. Para mí ya era un reto por sí mismo el personaje. Por ejemplo, el acento me ayudó a salir de mí misma para convertirme en el personaje. Eso también me ayudó a perder vergüenza para lanzarme enseguida a hablar con acento y a dejar de obsesionarme con él. Porque lo que no podía ser es que el acento estuviera por encima de la interpretación. Cuando pones la presión sobre algo concreto, lo más seguro es que no te vaya a salir muy bien. Esa diferencia es lo que hace que puedas hacer bien tu trabajo en el momento o no.

¿Berta es una simple femme fatale?

No, porque no es una seducción gratuita. Lo bonito de esta historia es que llega a la vida de Joaquín, que está un poco metido en la sombra y anestesiado ante la vida, y lo despierta del coma en el que ha estado viviendo durante mucho tiempo. Al final, se trata de una historia de personajes que se salvan los unos a los otros.

Clara Lago. Foto: Rebeca Fernández.

Clara Lago. Foto: Rebeca Fernández.

¿Qué expectativas tenéis con la película?

Sbaraglia: Hombre, uno siempre espera que la película funcione, y que a la gente le guste y le pueda conmover. Y más cuando es una película que no solamente te mantiene atrapado por la tensión que irradia a lo largo de dos horas, sino que además pone en un lugar heroico a un hombre en una situación desfavorable. Y eso es muy bonito, porque habla de la posibilidad de superarnos, de tener una pulsión de vida y del deseo. Es una película con un mensaje muy vitalista.

Lago: Corroboro lo que dice Sbaraglia. Espero que vaya muy bien la película.

Para concluir, ¿hacia dónde se dirigen Leonardo Sbaraglia y Clara Lago?

Sbaraglia: ¿Hacia dónde nos dirigimos? ¿Hacia dónde va Gran Bretaña? ¿Hacia dónde va España? ¿Hacia dónde va Argentina? Es una gran pregunta. Pero fíjate que miles y miles de personas lo intentan resolver, y no pueden, así que imagínate uno, en medio de todo ese lío. Pero vamos, en mi caso particular, me gustaría ir haciendo esta profesión e ir haciéndola cada vez con más placer. El placer, a su vez, te lleva a hacerlo mejor, con más cuerpo y deseo y, al mismo tiempo, descubriendo más cosas. A mí me gustaría seguir descubriendo y encontrando. Como también me gustaría que las cinco películas que interpreté últimamente y que están a punto de estreno, lleguen a buen puerto, porque creo que pueden ser muy interesantes. Y ya de cara al futuro, por ejemplo, voy a trabajar en la segunda temporada de El hipnotizador, para la HBO. Pero tengo muchos más proyectos en mente, además de las ganas de hacer teatro, y de volver a España, al menos una temporada, y trabajar por aquí. España es como mi segunda casa.

Lago: Yo me dirijo hacia el final del túnel… (risas). Al final del túnel está la luz. Eso es así. Creo que hay que dirigirse allá donde esté tu propia luz, es decir, hacia aquello que te haga feliz.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

El ciclista utópico

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores