Te proponemos algunos remedios para tu resaca. ¿Has intentado todo?
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Lifestyle

Resaca: nosotros te podemos ayudar

Resaca: nosotros te podemos ayudar

¿Te creíste invulnerable y ahora la gente a tu alrededor te mira con desaprobación? ¿Te sientes terriblemente mal y has intentado trucos como la cerveza mágica del día después o el paracetamol? Trata de centrar la vista durante unos minutos y descubre qué te está ocurriendo realmente. Es el enemigo público número uno de todo

¿Te creíste invulnerable y ahora la gente a tu alrededor te mira con desaprobación? ¿Te sientes terriblemente mal y has intentado trucos como la cerveza mágica del día después o el paracetamol? Trata de centrar la vista durante unos minutos y descubre qué te está ocurriendo realmente.

Es el enemigo público número uno de todo aquel o aquella que guste de consumir bebidas alcohólicas, seguro que en algún momento de tu vida la has padecido -puede que incluso estés viviendo ese pequeño infierno ahora mismo-, y seguro también que has intentado paliar sus efectos con mayor o menor fortuna. La cuestión es: ¿sabes realmente qué es la resaca?

No tiene demasiado misterio, es básicamente una deshidratación provocada por el alcohol, que además de volverte más simpático o difícil de soportar para el resto, también se encarga de hacer que elimines más agua de lo habitual al inhibir el funcionamiento de unas hormonas antidiuréticas llamadas vasopresinas. El agua que se fuga de tu cuerpo en esos baños tan codiciados en los locales nocturnos se lleva consigo sales minerales y otros compuestos que estarían mejor dentro de ti. Pero es que además resulta que el alcohol que bebes contiene unos subproductos tóxicos llamados ‘congéneres’, que se obtienen durante su fermentación; cuando tu cuerpo intenta procesarlos, obtiene unas toxinas que te complican la mañana. Las bebidas oscuras -whisky, ron, vino tinto-, son las que más congéneres tienen. Parece ser que las bebidas gaseosas terminan de rematar el asunto, ya que abren el píloro, la Puerta de Tannhäuser que comunica estómago y duodeno, de tal manera que el alcohol llega mucho antes de lo normal a tu intestino delgado.

¿Qué ocurre a continuación? Como el cerebro es un órgano especialmente castigado por esta deshidratación, puedes sentir un dolor de cabeza espantoso. El estómago tampoco te agradece que le obligues a generar más ácidos -que irritan sus paredes-, y te lo recuerda con un poco de dolor, náuseas, angustia y vómitos. El atontamiento y la fatiga que sientes se deben a que los niveles de azúcar en tu cuerpo han bajado, provocando que tu atención y capacidad de concentración sean una sombra de lo que fueron. El hambre irrefrenable tiene que ver también con esto.

Resaca

¿Qué puedes hacer para superar la resaca? Lamentablemente, bien poco. El mito de la cervecita que ‘regula el pH’: una fantástica justificación para seguir bebiendo al día siguiente en el almuerzo, nada más. Es combatir el alcohol con más alcohol. Seguro que en el fondo sabías que era un mito. ¿Qué hay del café? Empeorará el dolor de estómago al ser un estimulante gástrico. ¿Y el paracetamol? Se metaboliza en el hígado igual que el alcohol, y no te conviene que eso sea así. Lo único que va a sacarte del atolladero y del arrepentimiento es el inexorable paso del tiempo. Dormir puede hacer que el tiempo pase más rápido.

Para terminar, algunos datos de interés. Es cierto que las mujeres son más propensas a tener resaca. Esto es debido a que su organismo dispone de menos grasa corporal y menos músculo, lo que indefectiblemente significa menos agua. También es verdad que mezclar bebidas lo empeora todo, y todo apunta -aunque todavía no se sabe con certeza absoluta-, que el tabaco contribuye a padecer resaca. Ah, cuanto mayor te hagas, peores serán; a partir de la tercera década, la deshidrogenasa, enzima responsable de ayudarte con el alcohol, trabaja peor.

Esto es todo; conoce tus límites, y ya luego haz lo que quieras con ellos.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

Festival de Jazz 2017

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Robert Frank – IVAM

Nuestros autores







Por los pelos – Talia