67 Festival de Cannes #6: Palmarés - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
1050×90 Banner top Demo
Buscar
728 x 90

Cine y TV

67 Festival de Cannes #6: Palmarés

67 Festival de Cannes #6: Palmarés

Una Palma de oro previsible, un gesto de valentía y sorpresas, el jurado premió a Bilge Ceylan, Godard, Dolan y Bennet Miller. Las conversaciones entre los críticos y los confidenciales en mayúsculas daban como ganadora de la Palma de oro a la película Winter Sleep, dirigida por Nuri Bilge Ceylan y estrenada en Cannes en el

Una Palma de oro previsible, un gesto de valentía y sorpresas, el jurado premió a Bilge Ceylan, Godard, Dolan y Bennet Miller.

Las conversaciones entre los críticos y los confidenciales en mayúsculas daban como ganadora de la Palma de oro a la película Winter Sleep, dirigida por Nuri Bilge Ceylan y estrenada en Cannes en el año en que el cine turco cumple 100 años. Un gran aniversario y un merecido premio, contra el que no se alzó ninguna voz discordante. Como ya comentamos en una de las crónicas del Festival de Cannes, Winter Sleep me pareció una película “demasiado hablada”, dentro de la filmografía de un director cuyos silencios cinematográficos son de una delicada y potente elocuencia.

Winter sleep (2014, Nuri Bilge Ceylan)

Bilge Ceylan propone en su último film un estudio de interior bergmaniano, desnudando el alma de sus personajes, despojándoles de toda caracterización reductora, sin ninguna piedad, en su línea, pero en un ejercicio tan profundo y ensimismado que, paradójicamente, puede propiciar el desinterés. La distancia que siempre separa al director de sus protagonistas, la lejanía con que nos los pone en el punto de mira, ayudado por unos estudiados encuadres y planos, es garantía de rigor y respeto, aunque en Winter Sleep, más que nunca me han parecido insectos bajo el microscopio, fríos e incapaces de conmover. No obstante, el guion, la propuesta visual y las interpretaciones son merecedoras de un reconocimiento a la maestría en el manejo de las herramientas cinematográficas y al estudio de personajes y relaciones en un medio tan inusual.

El Gran Premio del Jurado fue para Alice Rohrwacher, la valorada directora de Corpo Celeste (2011), para una película de hermoso planteamiento, Le Meraviglie. Una historia de inadaptación, sueños de realización personal y batallas perdidas, tan cercana al espectador como la sencillez con que su directora nos cuenta su historia o la pequeña Gelsomina -no podemos evitar recordar el personaje de La Strada, noble y leal- gana nuestra simpatía e interés. Su padre, Wolfang, un personaje escrito con la empatía sin juicios de quien ha conocido de cerca la vida hippie y ha tenido la lucidez de fusionar la identificación con la distancia, encarna la lucha por un ideal contra un mundo que no adapta sus reglas a los individuos, Gelsomina ama y aborrece a ese hombre que la ayuda y le impide crecer a la vez, sin dejarle encontrar su propio espacio en su propia vida. Le Meraviglie es una bella historia, sincera, honesta y bien filmada, aunque sin la envergadura necesaria para haber sido destacada con este premio.

Bennet Miller ganó el Premio al mejor director por Foxcatcher, una película que podría haber sido un telefilm sin el oficio y algunos destellos de autoría que la han convertido en un producto premiable. El argumento previsible y el interés relativo que se basa en unos personajes básicos, una historia basada en hechos reales y una exaltación vicaria de la patria y su indisoluble unión a los triunfos deportivos, no valen un premio a la dirección correcta y discreta de Miller.

El premio al mejor guion fue para Andrey Zvyagintsev y Oleg Negin por Leviathan, dirigida por el primero. El galardón premió una valiente y lúcida mirada a la sociedad rusa contemporánea, jerarquizada y alimentada por unos valores característicos de la época en que vivimos. En una pequeña población a orillas del mar de Barents, una familia (Nikolai, su esposa Lilya y su hijo Romka) vive la aniquilación total a manos de los poderes fácticos, aliados para conseguir sus objetivos gangsteriles. En este sentido, Zvyagintsev describe dentro de ese pequeño entorno todo un microcosmos social, en el que el dinero, el poder, la iglesia, la ley y la policía son aliados necesarios y naturales contra todo lo que represente un valor deseable, una voz discrepante o un obstáculo de cualquier tipo en su burda actividad depredadora.

Maps to the stars (2014, David Kronenberg)

David Kronenberg vio premiada Maps to the Stars en su protagonista, Julianne Moore, cuya actuación no figura entre las más remarcables de su carrera. Esta decisión del jurado presidido por Jane Campion no fue muy compartida, habiendo podido admirar a lo largo del festival interpretaciones como las de Anne Dorval y Suzanne Clément en Mommy.

El mejor actor fue, a consideración del jurado, Timothy Spall, por su encarnación del pintor protagonista en Mr. Turner, de Mike Leigh, un papel escrito para el lucimiento de cualquier intérprete con unas mínimas dotes para su oficio, ya que el protagonista de Secretos y mentiras no necesitó un excesivo trabajo de matización para meterse en la piel del huraño y brusco Turner.

Uno de los premios más jaleados fue el del Jurado, otorgado exaequo a los dos directores más revulsivos y osados del festival, el más joven y el más anciano vieron reconocido su talento cinematográfico con un premio que, sin embargo, sabía a poco en el caso de Jean-Luc Godard y su Adieu al langage. El director, que no recogió su premio, según había avisado con antelación, nos ofreció una obra potente, divertida, un ejercicio de maestría narrativa en un 3D que nos dejó sin aliento. Por su parte, Mommy, del canadiense Xavier Dolan, nos demostró que aun no ha agotado el tema de las relaciones filiales y que es capaz de aportar todavía mucha más reflexión de una forma más creativa y efectiva, jugando al cine, haciéndonos partícipes del festín, llevándonos a las lágrimas de emoción, a la risa, al aplauso rendido. La madurez de sus veinticinco años nos augura mucho más goce ante la pantalla, sin duda, dirigiendo a sus actrices con un respeto y una entrega mutua, Mommy ha sido uno de los hitos de este Festival.

"Mommy", de Xavier Dolan.

“Mommy”, de Xavier Dolan.

Los cortometrajes premiados fueron Leidi de Simón Mesa Soto, que consiguió la Palma de oro y Aïssa, dirigida por Clément Trehin-Lalane que obtuvo una mención especial junto a Ja Vi Elsker (Yes We Love), de Hallvar Witzo.

Estos han sido los premios otorgados a las películas en competición en la sección oficial, se puede consultar aquí el palmarés completo del Festival de Cannes.

Por su parte, la Federación Internacional de Prensa Cinematográfica (FIPRESCI), a la que pertenecen gran número de colaboradores de EL HYPE, reconoció las siguientes películas: Winter Sleep, en sección oficial, Jauja, de Lisandro Alonso en Una cierta mirada y Les combattants, de Thomas Calley, en la Quincena de los realizadores.

Eva Peydró
ADMINISTRATOR
PERFIL

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Últimos artículos del autor







Nuestros autores