10 sorpresas ocultas en Sitges 2018 - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

10 sorpresas ocultas en Sitges 2018

10 sorpresas ocultas en Sitges 2018

El 51 Sitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya 2018 nos prepara 190 películas. Esa es nada más y nada menos la cantidad de cintas que se proyectarán durante los diez días de festival. Y eso es solo contando las que se verán en formato cinematográfico en las cuatro salas oficiales del certamen: Auditori, Retiro, Prado y Tramuntana.

El 51 Sitges-Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya 2018 nos prepara 190 películas. Esa es nada más y nada menos la cantidad de cintas que se proyectarán durante los diez días de festival. Y eso es solo contando las que se verán en formato cinematográfico en las cuatro salas oficiales del certamen: Auditori, Retiro, Prado y Tramuntana. El número es aún mayor si tenemos en cuenta las cintas que van a Brigadoon o las de la sección de producciones rodadas en formato de realidad virtual.

Con una programación tan tupida, marca de la casa desde hace ya bastantes años, confeccionar una guía para no perderse, además de ser una tarea titánica, puede afrontarse desde varios puntos de vista. Es posible, por ejemplo, ceñirse únicamente a la sección oficial competitiva, que este año alberga 33 películas. Lo habitual, sin embargo, es destacar aquellas producciones llamadas a priori a convertirse en “películas del festival” por uno u otro motivo.

Con toda la cautela del mundo, yo diría que el público de Sitges no es precisamente del que necesita que le recuerden qué películas lo van a petar. Con algunas sesiones ya agotadas antes de empezar el festival, las películas de las que todo el mundo habla están más que definidas: la de Nicolas Cage repartiendo leña a lo loco, la del asesino en serie de Lars von Trier, la de Gaspar Noé, “esa” del director de It Follows, el remake de La noche de Halloween, “esa” que es como Stranger Things… Estos son, en fin, algunos de los must see del festival, y en la burbuja loca de Sitges todos conocen estas películas y a sus autores.

Serán películas que sin duda darán que hablar, pero en Sitges ha ocurrido a menudo que la que acaba convirtiéndose en “la” película del festival es una de la que nadie o casi nadie había hablado previamente, habitualmente programada, además, en horarios alejados del prime time. Pasó recientemente, por ejemplo, con Coherence y con Déjame entrar, o hace algo más de tiempo con Saw o con Cube. Así pues, ¿qué tal una pequeña guía de películas que no llaman la atención a priori, pero que pueden convertirse en esas joyas ocultas de la programación que tanto placer da descubrir? Es una lista incompleta, como lo será cualquier lista que apele a una programación tan copiosa como la de Sitges 2018. Pero quién sabe si entre alguna de estas películas se encuentre la sorpresa oculta del festival este año.

#1 AMERICAN ANIMALS  (Bart Layton, 2018). Sección: Òrbita.
Cuatro jóvenes aburridos de su corriente existencia planean un robo en la biblioteca de su instituto solo por el placer de hacer algo extraordinario.

El director de aquel sorprendente documental llamado El impostor aterriza en la ficción arrastrando consigo, eso sí, algunos vicios formales y estilísticos de la no ficción. De hecho, la fusión de ambos formatos es uno de los mayores alicientes de esta especie de versión teenager y decididamente cafre de Ocean’s Eleven que se resuelve con una de las reflexiones morales más desoladoras que ha dado el cine en los últimos tiempos.

#2 BEAST  (Michael Pearce, 2017). Sección: Noves Visions.
Una joven de clase alta que vive completamente sometida por su entorno comienza a salir con un extraño, al mismo tiempo que en su pequeña comunidad ocurren unos brutales asesinatos.

Un thriller romántico, en el que las pistas para deducir la identidad del asesino se esconden agazapadas en un retrato coral de la vida en el archipiélago de Jersey. Es decir, que no importa tanto quién es el que mata, que también, como la asfixiante descripción de una familia de clase alta bastante repelente y lo poco que encaja en ella la protagonista.

#3 BURNING (BEONING) (Lee Chang-dong, 2018). Sección: Oficial Fantàstic Competició Sitges 51.
Amantes del cine pausado, del cine de caligrafía contemplativa y expresividad visual, bienvenidos a Burning. Adaptación de un relato de Haruki Murakami, marcó un récord en la pasada edición de Cannes alcanzando la puntuación más alta que jamás se ha visto en la parrilla de la crítica, un 3,8.

Lo dicho: sus dos horas y media de duración serán muy del agrado de los que gustan de un cine reposado, de complejidades narrativas no muy aptas para el público mainstream. Y también serán del agrado de aquellos que tengan curiosidad por ver a Steven Yeun, el Glenn de The Walking Dead, hablando en coreano. Para el resto, la película puede ser altamente indigesta, especialmente si se degusta en el pase matinal previsto a las ocho y cuarto de la mañana…

#4 ELIZABETH HARVEST (Sebastián Gutiérrez, 2018). Sección: Oficial Fantàstic Competició Sitges 51.
La Elizabeth del título es una joven recién casada con un brillante científico. Los dos se trasladan a vivir a la mansión de él, quien le deja muy claro que todo lo que hay en la finca es para ella excepto una habitación donde tiene prohibido entrar. No hay que ser muy listo para saber que Elizabeth entrará allí y encontrará algo que lo cambiará todo.

Una pequeña pieza que recupera el género de suspense en su acepción más clásica: giros argumentales, trucos de guion para mantener la incertidumbre en el espectador, y un escenario (la casa) convertido casi en personaje de la película. Ojo al apellido de la protagonista porque encierra bastante más información acerca de la película de lo que puede parecer a simple vista.

#5 I THINK WE’RE ALONE NOW (Reed Morano, 2018). Sección: Oficial Fantàstic Competició Sitges 51.
Del sobrevive en un mundo post-apocalíptico creyendo que es el último habitante de la Tierra. La aparición de Grace, pues, supone un choque que tendrá repercusiones inesperadas en las vidas de ambos.

Una deliciosa alegoría acerca de las relaciones humanas rodada con delicadeza, sensibilidad, y un preciosismo visual ensordecedor. La química entre Peter Dinklage y Elle Fanning es incuestionable, así como también lo es la magia de la propuesta y la envolvente partitura musical de Adam Taylor.

#6 THE NIGHT COMES FOR US (Timo Tjahjanto, 2018). Sección: Òrbita.
Un antiguo sicario debe proteger a una joven, mientras huye de la mafia y desencadena una violenta batalla campal en las calles de Yakarta.

Los que ya han tenido la oportunidad de ver esta película hablan de una violencia sin límites y de una experiencia abrumadora. No en vano, su protagonista y responsable de la coreografía es Iko Uwais, el protagonista de la inolvidable The Raid. Un festival de hostias y sangre en el que cualquier objeto puede convertirse en arma, desde letreros de precaución hasta cestas recogebolas de una mesa de billar.

#7 ONE CUT OF THE DEAD (KAMERA O TOMERU NA!) (Shinichiro Ueda, 2018). Sección: Oficial Fantàstic Discovery.
Un rodaje de una película de zombis es interrumpido por el ataque de zombis reales… una premisa delirante, sí, pero que ha cosechado sonoros triunfos en los festivales por lo que ha transitado y que incluye, mucha atención, un plano secuencia ininterrumpido de nada más y nada menos que 37 minutos de duración.

Si una película de estas características no triunfa en Sitges es que el mundo tal y como lo conocemos se ha terminado.

#8 PARALLEL (Isaac Ezban, 2018). Sección: Panorama Fantàstic.
Un grupo de emprendedores descubre un portal a otras dimensiones y comienza a experimentar, ajeno a los peligros que ello comporta.

En esto de los viajes a otras dimensiones, que es un asunto no demasiado transitado por el fantástico actual, Coherence ya sentó cátedra hace algunos años aquí en Sitges. Será interesante, por tanto, ver qué tiene que aportar esta película al tema y comprobar si las experiencias inter-dimensionales siguen dando tanto juego.

#9 THE UNTHINKABLE (Crazy Pictures, 2018). Oficial Fantàstic Competició Sitges 51.
Una serie de ataques terroristas asolan Suecia mientras Alex se reencuentra con su amor de juventud.

Amor, épica, y acción, combinados en un cóctel emocional que puede pillar por sorpresa a más de uno en Sitges. La película se financió parcialmente mediante un crowdfunding y, dato curioso, está firmada por Crazy Pictures, que es el nombre de un grupo de seis cineastas que se encargaron de las principales tareas en la película.

#10 WOLFMAN’S GOT NARDS – A DOCUMENTARY (André Gower, 2018). Sección: Seven Chances.
Cuando un documental se titula El hombre lobo tiene pelotas, automáticamente hay una generación de chavales, entre los que me encuentro, que ya sabe que ese documental es sobre “Una pandilla alucinante”. Inmenso fracaso de público y crítica en su día, la cinta ha adquirido con los años un estatus de culto (como ha ocurrido con tantas otras obras maltratadas en el momento de su estreno) que ha llevado al mismísimo crío que la protagonizó a dirigir este documental.

Películas generacionales las hay a patadas, pero solo esta puede alardear de tener como responsables a Fred Dekker y Shane Black, dos nombres fundamentales para entender el cine de los años 80. A poco que la cosa tenga empaque y esté bien hecha, la proyección de este documental puede convertirse en el momento friki más emotivo y lacrimógeno de todo el festival.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

LO + VISTO

Toc toc

Últimos artículos del autor







Nuestros autores