Once Óscar inmerecidos - el Hype
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Buscar
728 x 90

Once Óscar inmerecidos

Once Óscar inmerecidos

Es de todos conocido que los Premios Óscar no siempre son una clara garantía que permita identificar la calidad en las películas. Aunque, en general,  pueden resultar una guía útil para ver buen cine, habría que puntualizar, parafraseando al crítico Jordi Costa, que más que premiar la excelencia, premian lo que Hollywood considera el cine de

Es de todos conocido que los Premios Óscar no siempre son una clara garantía que permita identificar la calidad en las películas. Aunque, en general,  pueden resultar una guía útil para ver buen cine, habría que puntualizar, parafraseando al crítico Jordi Costa, que más que premiar la excelencia, premian lo que Hollywood considera el cine de calidad. Y es que en la gala de premios de cine se han cometido grandes injusticias y sinsentidos que han hecho en más de una ocasión chirriar a los amantes del séptimo arte.

Así pues y ante la proximidad de la 91 edición de los premios de la academia americana, aquí van algunas de las injusticias más sonadas de la historia de los Óscar.

1. Mejor película a La vuelta al mundo en ochenta días (1956).

Óscar

¿Por qué es injusto? Es una película simpática y divertida, eso es innegable. Pero no puede considerarse mejor película que Centauros del desierto, que la supera con creces en talento directivo, en historia y en dirección artística ¿En qué estarían pensando los miembros de la Academia?

¿Quién lo merecía? Como ya se ha señalado a priori, Centauros del desierto. El film de John Ford es posiblemente una de las películas en las que la cámara narra más que los actores.

2. Mejor película de habla no inglesa a La vida es bella (1997)

la-vida-es-bella-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? Una de las películas más sobrevaloradas de la historia del séptimo arte. Es posible que esta afirmación deje a este humilde colaborador sin visitas, pero la sinceridad va por delante de todo. Ganó una historia moñas de humor negro protagonizada por un padre irritantemente histriónico interpretado –encima– por “el Jim Carrey de Italia”: Roberto Benigni.

¿Quién lo merecía? Sin lugar a dudas, El abuelo de José Luis Garci. Una película humana, realista, de espectaculares diálogos y basada en la novela de uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura española, Benito Pérez Galdós. Un filme con mensaje, que hace pensar y que no invita a la lágrima fácil.

Que te aproveche, Benigni. Mejor aún: ¡Que se te indigeste!

3. Mejor actor a Roberto Benigni por La vida es bella (1997).

roberto-benigni-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? Más de lo mismo, porque ganó por interpretar al Jar Jar Binks del cine europeo, un personaje que se dedica únicamente a reír burlonamente, saltar por las mesas y hacer el payaso. No obstante, lo más triste fue que competía con grandes figuras de la interpretación como Ian McKellen -legendario actor del teatro británico-, Nick Nolte, Edward Norton o Tom Hanks. Si a lo que hace Benigni en esta película se le llama interpretar, podemos decir también que lo que se prepara en Burger King es alta cocina de vanguardia.

¿Quién lo merecía? Cualquiera de los otros nominados.

4. Mejor película a Shakespeare in Love (1998).

joseph-fiennes-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? Porque una película intrascendente, pasable, que al día siguiente de su visionado se olvida, ganó a films tan intensos e inolvidables como Salvar al soldado Ryan, Elizabeth o La delgada línea roja, todas ellas mucho más interesantes, realistas, creíbles, veraces y con unos personajes mucho más atractivos.

¿Quién lo merecía? La delgada línea roja, que si bien no tiene una escena tan impactante como la del desembarco de Salvar al soldado Ryan, sus personajes son más interesantes y su historia mucho más redonda.

5. Mejor película a En tierra hostil (2008).

the-hurt-locker-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? La película de Bigelow consiguió lo imposible: a pesar de las explosiones que suenan a lo largo del film, mantiene al espectador bien dormidito. Una película insulsa, que carece de argumento y que, encima, ganó a Tarantino con sus bastardos y a los hermanos Coen que ofrecieron la historia de un físico desgraciado. Hay que decir que habría sido mucho más injusto que se la llevara Avatar.

¿Quién lo merecía? Tarantino o los Coen.

6. Mejor actriz de reparto a Penélope Cruz, por Vicky, Cristina, Barcelona (2008).

penelope-cruz-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? Porque se veía a la legua que era empeño de la Academia dárselo. Nada les importó que su papel ni su interpretación fueran dignos de un Oscar. Tampoco fue concebible que su interpretación o su papel resultasen más interesantes que los de Viola Davis o Amy Adams.

¿Quién lo merecía? Viola Davis, pues fue capaz de brindar en La duda una interpretación potentísima a pesar de su brevedad.

7. Mejor película a Chicago (2002).

chicago-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué era injusto? Generalmente, los musicales tienen historias muy elementables, y este film no se queda fuera de esta idea. La película puede resultar simpática y divertida, especialmente para quien es capaz de disfrutar de los musicales. Pero una historia tan sencilla no podía ganar a Las horas, El señor de los anillos: las dos torres o El pianista.

¿Quién lo merecía? Si se habla con la cabeza, Las horas. Pero si se habla con corazón tolkeniano, la segunda parte de El señor de los anillos.

8. Mejor actriz a Gwyneth Paltrow por Shakespeare in Love (1998).

paltrow-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué es injusto? Ya fue escandaloso que la eligieran a ella en vez de a Winona Ryder para interpretar a Lady Viola. Pero que ganara el Oscar por tal interpretación, fue desconcertante. Un galardón otorgado a una actriz por un rol que no requería un gran talento interpretativo. Un papel que, además, pasó sin pena ni gloria.

¿Quién lo merecía? Cate Blanchett sorprendió con su potencial cuando hizo de la reina Isabel I de Inglaterra. Ver cómo la actriz británica va evolucionando la personalidad y la complejidad de su personaje hasta alcanzar el clímax, es un gran espectáculo y una gran lección sobre cómo se debe estudiar un personaje a la hora de interpretar. Era un personaje tan complicado, que requería la presencia de una gran actriz, cuyo trabajo debería haber sido reconocido con un Óscar.

9. Mejor película a Crash (2006).

crash-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué fue injusto? Nadie esperaba que Crash ganara a Brockeback Mountain. Ambas son buenas, pero el mecanismo de cada una de ellas al hacer cine-protesta es completamente diferente. La película perdedora es mucho más sutil a la hora de retratar injusticias. Mientras que la película de Paul Haggis, caía más en lo panfletario y era mucho más agresivo y explícito con las ideas que quería transmitir. Esto no lo hacía una película pésima, pero sí es verdad que requiere una mayor laboriosidad de guión lo que hizo Ang Lee con sus dos vaqueros homosexuales.

10. Mejor actor a Russell Crowe, por Gladiator (2000).

Russell-Crowe-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué fue injusto? Mentiría si dijera que no es un gran actor. Pero su rol como Máximo Décimo Meridio no fue su mejor papel. Ha tenido interpretaciones mucho más interesantes que la del general gladiador. Todo ello se debía al hecho de que era un papel que requería más preparación física que actoral. Tal vez debería haber sido nominado por su interpretación de Jack el afortunado de Master and Commander.

¿Quién lo merecía? Más profundas e interesantes fueron las interpretaciones de Tom Hanks en Náufrago o de Javier Bardem en Antes que anochezca.

11. Mejor película a Titanic (1997).

titanic-oscar-inmerecido-cine-elhype

¿Por qué fue injusto? La sobrevaloración cinematográfica por excelencia. La película sensiblera que más mendiga las lágrimas del público. Cierto es que la banda sonora pueda resultar conmovedora, o que la escena del hundimiento estuviera muy bien realizada. Pero la historia de Rose y Jack es simple y no tiene ningún interés. El Titanic estaba lleno de historias reales para retratar en la gran pantalla. No obstante, apostaron por una historia carente de realismo con dos personajes irritantes. Por un lado, Jack un pintor payaso chulesco extremadamente exasperante. Por otro lado, Rose, una mujer rica que se acuesta con un chico pobre por el mero morbo de ser pobre, y que no tiene luego la decencia de dejarle sitio en la puerta en la que flota. ¿En serio esta es una historia digna de un Óscar?

¿Quién lo merecía? Full Monty o Mejor imposibleDos películas con personajes más realistas y con más capacidad de enamorar, que tratan temas que están al alcance de la mano y que emocionan si edulcorantes ni recursos fáciles.

Artículos relacionados

Comentar

Debes ser registrado para dejar un comentario.

1 Comentario

  • Abelardo Pérez
    16 marzo, 2018, 1:52 pm

    A mi modo de ver ahora puede agregar a la lista The Shape of The Water. Un cuento soso e innecesariamente sangriento. Una historia típica del ya poco sorprendente realismo mágico latinoamericano enmarcado en los Estados Unidos de la guerra fría. Guillermo del Toro, con su trillada excusa "soy mexicano, soy mexicano", agarró su propio monstruo de Hellboy le quitó las cuerdas vocales y lo metió casi que con la misma piscina en ese bodrio. La única luz en esos 123 minutos de tortura fue Octavia Spencer, como siempre. Three billboards outside Ebbing Missouri, una historia con giros inesperados, un humor negro increíble y un final insospechado, tenía mucho más méritos para llevarse la estatuilla… Saludos…

    REPLY

LO + VISTO

Toc toc

Últimos artículos del autor







Nuestros autores